sábado, 26 de febrero de 2011

Nicolás Megía Márquez


Nicolás Megía Márquez representa el artista extremeño con mayor proyección, tanto a nivel nacional como internacional, del S.XIX. Fue un pintor que cultivó diversos géneros, desde el desnudo al retrato, desde el paisajismo hasta el cuadro histórico o el religioso, así como diversas técnicas como el dibujo, la acuarela o el óleo, con una rica producción cercana a las doscientas obras entre cuadros, bocetos y dibujos.

Nicolás Megía Márquez nace (1.845-1.917 Madrid) en Fuente de Cantos (Badajoz). Con 21 años de edad, abandona sus estudios de Medicina en Madrid, a pesar de las reticencias familiares, y se dedica a su verdadera vocación: Pintar. Pronto, conseguirá una beca de la Diputación de Badajoz que le va a permitir viajar por Roma y París, conociendo de primera mano las corrientes artísticas europeas, estableciéndose definitivamente en Madrid en 1.881 donde monta su propio estudio y donde ejercerá, desde 1.886, como docente y profesor de Dibujo.

Su actividad como pintor se verá reflejada en numerosas participaciones en las Exposiciones Nacionales de Bellas Artes así como en Exposiciones Universales (1.878) y en el prestigioso Salón de París.

Actualmente, el Museo de Bellas Artes de Badajoz le dedica una muy interesante exposición, donde podremos disfrutar de más de un centenar de sus obras, muchas de ellas provenientes del Museo del Prado y de Colecciones Privadas hasta el próximo 20 de Marzo.


miércoles, 16 de febrero de 2011

Hallan una puerta, escaleras, almenas y murallas almohades en la Alcazaba de Badajoz.

Nota: Tanto las fotografías como la información pertenecen a la Agencia EFE. Fuente: HOY. En esta ocasión, Arte Extremadura sólo difunde, para todos sus lectores, tan interesante artículo e información. Gracias.

Las obras de rehabilitación de la primera fase de la Alcazaba árabe de Badajoz han sacado a la luz los restos de una puerta que podría comunicar el recinto original con un segundo de ampliación, de origen almohade, escaleras y almenas de la misma época y el conjunto de la Puerta de la Coraxa, frente al río Guadiana.

Así lo ha afirmado el subdirector de Arquitectura del Ministerio de Fomento, Dionisio Chaparro, con motivo de las obras de rehabilitación entre las puertas de Carro y del Alpéndiz del monumento histórico-artístico.

El presupuesto de asciende a 2,8 millones de euros, aportado íntegramente por el Ministerio.

Los trabajos compaginan la limpieza y desbroce del terreno con el seguimiento arqueológico de la obra y comenzaron retirando unos 8.000 metros cúbicos de tierra, para drenar los terrenos y recuperar la cota original de la muralla.

Este movimiento de tierras ha permitido que hayan salido a la luz unos cuatro metros de muralla de un total de siete, el conjunto de la Puerta de la Coraxa o de la Traición, construcciones que podrían ser casas y el arco superior de una puerta, actualmente tapiada y situada junto a la carretera de Circunvalación.

Según los arquitectos de la obra, esa puerta podría comunicar el recinto primitivo fortificado con su posterior ampliación almohade, esta última aún bajo tierra y que demostraría que la Alcazaba contaba con dos recintos comunicados.