lunes, 13 de septiembre de 2010

La Lapida de Sapur.

A pesar de su pasado musulmán, el Museo Arqueológico de Badajoz, (antiguo Palacio de los Duques de Feria, situado en la misma Alcazaba árabe, origen de la ciudad), no posee muchas piezas sobre arte islámico a exposición sobre los cerca de cuatrocientos años en los que la ciudad fue musulmana (875-1.230). Es algo que llama mucho la atención. Y, sin embargo, entre las piezas a exposición destaca una verdadera y auténtica joya, la bellísima lapida del primer rey taifa del Reino de Badajoz, Sapur (1.022 d.c), realizada en mármol blanco y que en escritura cúfica reza así: “En el nombre de Dios, el Clemente, el Misericordioso. Este es el sepulcro del Hayib (traducido como Señor) Sapur, Dios le sea misericordioso. Murió en la noche del jueves habiendo pasado diez noches de Sabán del año 413 (de la Hégira, que corresponde al 8 de noviembre de 1.022 d.c). Había testimoniado que no hay más Dios que Dios”.


P.D: La foto está recogida de la Red, no pertenece a Arte Extremadura.