Fuente de Cantos: Un pueblo volcado con Zurbarán.


… Lo que más llama la atención al visitante al llegar a Fuente de Cantos y recorrer sus calles, es la cantidad de referencias que el pueblo dedica a su vecino más ilustre, que no es otro que Francisco de Zurbarán.


Aunque no hay obras del pintor en la localidad, (en Extremadura encontramos obras en el Monasterio de Guadalupe, en la colegiata de la Candelaria de Zafra y en la Parroquia de Nuestra Señora de la Granada de Llerena, donde podemos admirar un magnifico Cristo en la Cruz sobre fondo neutro, de referencias tenebristas…), si que podemos encontrar en Fuente de Cantos continuas alusiones al pintor.


Es llamativo poder observar desde nombres de empresas y tiendas, calles, plazas y paseos, así como trofeos deportivos, que hacen continua alusión al genial pintor extremeño del Siglo de Oro español.


Así, en nuestra visita a Fuente de Cantos, podemos observar la escultura de bronce del pintor en el parque que lleva su nombre, obra del escultor extremeño Aurelio Cabrera, y en la que aparece portando pinceles y espada, a lo hidalgo, algo que no llegó a ser. Como curiosidad decir que dicha escultura tiene su hermana gemela en la Plaza de S.Andrés de Badajoz, que también acoge con mimo a dicho pintor. Igualmente también podemos encontrar un busto del pintor en el centro de Información Cultural, obra del artista Pedro Castaño y una placa conmemorativa de finales del S.XIX, en la misma puerta del Ayuntamiento.


En la Parroquia de Nuestra Señora de la Granada, que lleva el mismo nombre que la llerense, se conserva la pila marmórea bautismal del pintor, de ecos renacentistas y en su archivo, su partida de bautizo y confirmación.


Llegados a la Plaza de Manuel Carrascal encontramos la que fue la casa familiar paterna, de recia construcción, de dos plantas, pero su lugar de nacimiento lo hallamos en la que es su actual Casa Museo, en la calle Águilas, recreada como una vivienda del S.XVI-XVII, donde el visitante puede observar copias de cuadros y objetos y utensilios propios de la etapa y que solían estar presentes en la obra del artista.


Por si ello no fuera poco, existe un Centro de Interpretación zurbarenesco en lo que es el albergue de la Junta de Extremadura, antiguo convento de S.Diego, donde a través de paneles explicativos nos acercamos a la vida, obra y lazos de Zurbarán con Fuente de Cantos.


Es imposible visitar Fuente de Cantos, y no salir impregnado de Zurbarán hasta los huesos, merece la pena pues visitar la localidad y comprobar in situ el cariño y admiración que la población le tiene al gran hito pictórico.

8